Con esto que tengo despedidas cada día , estoy teniendo reencuentros preciosos. Tal vez sea el motivo para que nos unamos la familia y los amigos. Merendar con las amigas de pupitre, que nos conocemos desde los 4 años fue una maravilla. La vida de cada una, sus hijos, los trabajos…todo sobre la mesa alrededor de un bizcocho. Antes estaba en los sitios pensando en lo mucho que tenía que hacer al salir; ahora es todo lo contrario; me daba cuenta que se marchaban con prisas y yo ya nos las tengo ni las quiero en mi vida ; que llego tarde después..pues bueno; que tengo que trabajar esa noche en el taller..pues duermo menos..pero que me quiten lo bailao una vez más.
Doy gracias por la buena educación que me dieron mis padres y por el buen colegio donde estudié.

Pin It on Pinterest