Están cansadas y ya se han rebelado de tanto que trabajaron para cumplir con mis obligaciones de diseñadora y empresaria. Seguid haciendo encargos de Verili que aunque sea con retraso por vivir fuera, en cuanto pase por el taller de Madrid, os los preparo y envío.
Hoy mis manos se toman vacaciones y ya el lunes harán las maletas. Esta noche se me paralizó de dolor la derecha y me asusté pero ya gracias a Dios la puedo mover.
Las manos de la foto son de Santa Teresita; las rodeo con las mías cada día en Buenos Aires y es como si me las agarrara. Amaba las flores.

Pin It on Pinterest