Permite mejorar la calidad de vida; se utiliza en rehabilitación, para mejorar el estado de pacientes con Pakinson o que han padecido un ictus, así como para la estimulación cognitiva de enfermos de Alzheimer.
La música de Paquito el chocolatero, sirve para que Manuel de 60 años y que tiene Parkinson, mejore el ritmo de andar. La melodía, la armonía y el ritmo estimulan el cerebro. La música repara la actividad neuronal, estimula la memoria cerebral y verbal. Logra rebajar los niveles de estrés.
Es efectiva su práctica en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos ya que mejora la frecuencia cardiaca, la saturación de oxígeno y el niño duerme más y mejor; se tranquiliza y respira mejor. En los bebés prematuros se traduce su ayuda en un aumento de peso ya que mejora su bienestar.

Pin It on Pinterest