Ella estaba presente ayer y se sentiría orgullosa de su labor en el comedor de Madrid, donde recibimos a los inmigrantes y a la gente q vive en la calle. Repetimos la vivencia del año pasado y ha sido espectacular de gozo. Más hombres que mujeres y la mayoría búlgaros y rumanos; con ojos muy bonitos y sonrisas deseosas de mostrar; mucha necesidad de amor. Fue una prolongación de lo que vivo en Buenos Aires. Nadie consigue trabajo y muchos se abandonan en el alcohol. Jesús nació en un establo y ayer no olía a limpio; me gustaba darles lo que sobra pues se lo meten en bolsas para los días siguientes ya que decían que tenían hambre y q pasarían días sin comer; hasta las cocacolas abiertas las metían en sus mochilas. Carmen se llevaba las flores del jarroncito de la mesa y Mari se guardaba en un tupper los langostinos q no quería el compañero; a ella la atendi el año pasado en otra mesa y recordé lo mucho que le gusta el marisco; es una pizpiretea que ayer cumplió años..me preguntó que cuántos y le dije a posta que 60..y me dijo que no ¡ que 70..qué felicidad más grande darles nuestro amor. Lo mejor fueron mis compañeras de tarea: mis hijas. No puedo pedir más en esta Navidad.
Cenamos en mi casa por si me quedara un hueco libre del día, para rellenarlo..y vino la familia política; hoy comemos con mi familia y esta vez me dejaré cuidar y hasta voy a tratar de sentarme sin levantarme.. y comer a gusto.Me gusta picotear de todo y me trae buen recuerdo el turrón de yema tostada y el mazapán de casa de mi abuela.
Esta tarde me dará mucha pena pues el par de días de Nochebuena y Navidad son esperados todo el año.

Pin It on Pinterest