Como los domingos hablamos de sensaciones de paz y de buenos momentos , hoy más que nunca le dedico el diario a la fuente de Madrid donde van los atléticos a celebrar sus triunfos..y como en años no han podido hacerlo, anoche celebraron la victoria de la liga española de fútbol.
Sabéis que no me gusta el fútbol y es más, lo rechazo a veces porque distrae de muchas cosas buenas; en mi familia están obsesionados..y huyo ¡ pero esta vez puedo compartiros la alegría de mi hijo Luis , de 16 años, que desde que nació el abuelo le hizo del Atletico de Madrid y ha llorado tanto , tanto por perder siempre ..que hoy merece un homenaje por su afición extrema y su felicidad alcanzada.

En la Mitología romana, Neptuno es el hijo mayor de los dioses Saturno y Ops, hermano de Júpiter y Plutón. Neptuno gobierna todas las aguas y mares. Cabalga las olas sobre caballos blancos. Todos los habitantes de las aguas deben obedecerlo y se le conoce como Poseidón en la mitología griega.

Neptuno eligió el mar como morada y en sus profundidades existe un reino de castillos dorados. Con su poderoso tridente agita las olas, hace brotar fuentes y manantiales donde quiera y en causa de su ira provocando los temibles sismos o terremotos.

Este dios es un rey inseparable de sus caballos. Por esta y más razones, se le simboliza con un caballo. Neptuno no viste con ropajes suntuosos, ya que su aspecto es suficiente para demostrar su poderío.

El dios de los mares es un muy peligroso e inestable elemento, con sus emociones puede provocar desde terribles tormentas y tempestades hasta olas tranquilas y pacíficas, por lo que nunca nadie intenta provocarlo sin un importante motivo.

Pin It on Pinterest