Esta selección de calcetines de mis hijos han quedado desparejados en tan pocos meses. Pero esto ocurre aquí como en Madrid y seguro que también en vuestras casas . Nunca entendí dónde se van las parejas que faltan..pues se meten ambas a la lavadora. Vale, puede que alguna se mezcla con la ropa de color o con la blanca; vale que alguna se quedó en casa de la amiga o en el cole, pero tantas…Recuerdo un invento de plástico, para ponerlos juntos y que no ocurriera esto, pero peor es tener que buscarlos entre la ropa antes, con los muchos que se echan a lavar a diario.
Me reía sólo de ponerlos a modo de trofeo de caza e iba recordando de dónde era cada cual..los calcetines demuestran la personalidad de cada cual; en la foto se ven bien vivos de color; algunos de los que yo no llevaría. Puedo asegurar que fui pionera en llevarlos morados y lilas; en el fondo siempre me ha gustado lucir pies originales y con zapatos bien diferentes.

Pin It on Pinterest