Me río sólo de recordar lo vivido el otro día y que le decía a mi hija que es lo que vivíamos de niños ..cuando esperabas una larga cola de niños pidiendo helados y un pobre dependiente , sudando y con paciencia , iba sacando del fondo de la hielera el que le pedían..y cuando por fin te tocaba, le decías el que tanto te había costado elegir ( en nuestra época no había más que polos, helados de corte y cucuruchos ) y te decía : «no me queda «..y corriendo tu mente de inmediato pensaba en otro ..y tampoco ..y al final te tomabas el que no te hubieras planteado ..y no llegaba «el camión de reparto» hasta la semana siguiente …qué felices fuimos .

Esta semana de calores te recomiendo un diseño fresco y ligero.