Eres nuestro pequeño también. Tuve esperanzas hasta el último minuto. Siento pena honda.

Los dos angelitos tenéis que velar por vuestros padres desde el Cielo.