Que en los tiempos que vivimos haya gente que duerme en la calle en Madrid y en España..y en el mundo..pero volver a casa anoche después de una tertulia literaria sublime y ver tanta gente con sus bolsas y colchones en los soportales de bancos y tiendas..me produjo mucha tristeza, rabia, impotencia y dolor en mi corazón..lloré porque sentí sus cuerpos helados en la los días de más frío del año..estaba lloviznando y ya hoy nevará. Hubo un momento en que pasó un grupo de gente joven chillando y no puedo borra la imagen de un señor de mediana edad con bigote levantándose asustado entre las mantas. No puede ser..

Ortega y Gasset lo dejó escrito bien claro en La España Invertebrada ..un siglo atrás..retrocedemos.

Sigo llorando por la gente que padece necesidades; son mías también.

IMG_2302

Pin It on Pinterest