Mira que amo a los argentinos y a Argentina y me costó mucho al llegar escuchar esta frase por todo ante cualquier problema, que tal vez y seguro era el más pequeño del mundo..
Mira que admiro admiro a los médicos argentinos y a su medicina; les estoy infinitamente agradecida..
Pero ahora no acepto que en un centro ( no el mío de ayer, pero casi..) de medicina nuclear, donde te van a aplicar la droga más fuerte y con la técnica tan avanzada e importante que allí se imparte, existan estos fallos humanos, que son una tontería, lo sé, pero aceptar que los tienes que leer «boca abajo» o que das por hecho que hay un error de «pegado» y sin corregirlo..es para hacer drama por este país maravilloso, del cual quiero que sólo se hablen maravillas pues es talentoso, bello y culto.
Fuera el conformismo;no «todo vale»; no pensemos en el pasado; es tiempo de crecer.