Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

No vivir deprisa

El Arte de la Prudencia.
Baltasar Gracián.
Saber distribuir las cosas es saberlas disfrutar.
A muchos les sobra la vida y se les acaba la felicidad. Estos no disfrutan de las alegrías, sino que las malogran.Cuando se ven tan adelante en la vida, les gustaría volver atrás.
Son postillones de la vida que suman al natural paso del tiempo su propia precipitación. Querrían devorar en un día lo que apenas podrán digerir en toda la vida.
Viven las desdichas apresuradamente, se comen los años por venir, y como van con tanta prisa pronto acaban con todo.
Incluso en el deseo de saber debe haber medida, para no saber las cosas malsabidas.
Hay más días que dichas.
Despacio al disfrutar y deprisa al actuar.
Las acciones bien están una vez hechas; las alegrías mal, una vez acabadas.

6 Comments

  • Laurhichi

    Al leerlo me he acordado d una cancion d Alejandro Sanz (de las primeras q cantaba) q se llama: viviendo deprisa.

    Mis mocos no viven muy deprisa pq se van yendo lentamente jejejeje

    Good morning!!

  • paqui

    Para el freno Paquita…ja,aja…
    después de ir leyendo, pienso voy a volverlo a leer y a hacer estos ejercicios, la escuela de la vida no se acaba nunca, ni nunca de aprender de ella. A veces soy una pesada con los dichos de mami Manuela, y este ha repetido mucho desde q en nuestra juventud queríamos todo al instante, «los días no se acaban nunca», ahora ella piensa que estamos a finales de marzo, su vida se paró en esta fecha, tal vez las personas hacemos un disfraz de la vida para no sufrir la realidad, haciendo un engaño de la propia vida.
    Menos mal que maduramos si no, bueno algunos no y tienen más tonterías que un mueble bar..ahhh
    Bravo por la Seño, ahora recuerdo a Ana B, mi hija y era igual, no pierde aún esa forma de comer, en cambio tengo al peque que, que ..es mejor comprarle un traje, je,eje.

  • Marisa

    «….que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas» B.G
    Mil abrazos. Gracias por vuestroscomentarios de ayer. Alicia, «ajo» para Uma de tu parte. Aquí también se usa.

  • Visent

    Muy acertadas ,verdaderas y objetivas, todas esas sentencias que nos pones sobre el vivir de prisa. Se suele decir tambien que la prisa es una mala consejera, y así es, porque todo lo que se hace sin pensar y meditar nunca puede tener buenos resultados. Además si son cosas de bastante responsabilidad, aún más hay que meditarlas y pensarlas bien , asi y todo muchas te pueden salir mal. Yo por mi experiencia en la vida, llego a la coclusión de que cuanto más sosegada es tu vida , tanto más puedes disfrutar de ella,y trasmitir esa paz y sosiego a los demás. Eso no quiere decir que tienes que perder el tiempo, tontamente, pues esa es otra condición , el tiempo es una cosa que hay que saber aprovechar hasta el útimo segundo, y sin gastarlo en balde ni en cosas inútiles, saber usar el tiempo eficazmente,,es una virtud y una asignatura pendiente que la mayoría tenemos que aprender.
    Y sin prisas, pero sin pausas, me despido deseándoos un feliz día a todos.

  • begoña

    Bueno verito tu sabes que yo tambien era de las que voy a toda velocidad, o mejor, dicho iva, desde que me paso lo del brazo , que me rompi el cubito y el radio pues desde luego creo que ese habito en mi es mucho mas diferente, pues ahora quizas no llegue a tantas cosas, pero si las cosas que hago las disfruto un monton, y sobre todo, que creo que esto es un habito de vida saludable, por supuesto esto es asi, un besito para todos mis verilianos, llevaba tiempo sin poder escribir.

  • Sara

    Buenas noches!!! El tema de hoy me ha recordado al «movimiento slow». No sé si recordaréis que es un movimiento que comenzó en Roma a finales de los 80, cuando un italiano vio un restaurante americano de comida rápida nada menos que en la Plaza de España. Lo que empezó siendo un movimiento reivindicativo de la comida italiana/europea frente a la americana, se ha ido extendiendo a otros ámbitos de la vida; incluso existen ciudades «slow» que se inspiran en la fiosofía del vivir despacito (sin perder el tiempo tontamente, como bien dice Vicent).
    Como Begoña yo también he vivido siempre a 200 por hora, y ahora que las circunstancias me han obligado a «parar», he descubierto cuánto se disfruta haciendo las cosas con calma.
    Buenas noches, que descanséis bien!!! Muchos verilitos!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.