Ayer fui al teatro, de la mano de una amiga querida ; invitadas por Concha Velasco, un honor. Ella es grande y pequeña a la vez por lo mucho que ha cambiado su cuerpo tras el cáncer; lo confirmo porque fuimos al camerino a saludarla después y me sentí pequeña ante su grandeza de actriz.
Dos chicos down interpretan a Eugenio. Ayer le tocó a Rodrigo, quien recibía los aplausos con gozo.
Tan agradecido y tan sincero que decía que todo era gracias a Concha Velasco..su madre en escena, quien lleva de maravilla a su ángel de Dios, como le llama.
No me sorprendió porque es una continuación de mi vida bonaerense, pero doy fe que las personas salían impresionadas.
la foto

En Olivia y Eugenio, madre e hijo enfrentan una situación extrema donde se cuestionan valores que surgen en tiempo de crisis. La tragedia se acerca irremediablemente a Olivia, que rememora su pasado haciendo un sincero ajuste de cuentas con su marido, madre, amistades, médicos, y con todos aquellos que presumen de ser normales, como políticos, profesionales y deportistas con éxito. Sobre ellos Olivia se plantea si son más normales que su hijo Eugenio, un joven con síndrome de Down. Finalmente, ¿quién es normal en esta vida?

Pin It on Pinterest