Qué importante es. LLevo 4 días y me parecen un mes de lo lentos que se me pasan. Me dedico a cuidar el interior y a meditar en el silencio. Como utilizo el portátil de mi ex oficina de Almirante, pues me he dedicado a limpiarlo de información acumulada y que ya no me permitía guardar nueva por exceso de peso y por falta de espacio en el disco duro. Así es nuestra vida; acumulamos y se nos termina olvidando todo porque no nos entra más..a mí me pasa desde luego y me preocupa que ya no reconozco a determinadas personas que me encuentro y que nunca antes me hubiera olvidado su nombre..
Estoy eliminando archivos que jamás pensé lo haría y es que ya no los quiero ni recordar..como fue mi etapa de la tienda de la calle Almirante. Fue un sueño cumplido y un desarrollo mío pleno a nivel empresarial y como artista pues creaba sin parar..y ése fue mi problema: que nunca supe decir que no; aunque no durmiera, los pedidos se servían por adelantado. El mes de Enero ha sido duro porque tenía que trabajar para servir pedidos acumulados desde Agosto y ya con el deber cumplido, ahora me dedico a reposar. Agradezco las atenciones de todos los que habéis esperado con paciencia y más vuestros mails de agradecimiento al recibir los encargos de Verili.
Volviendo al hilo..que se me va..hay que saber desprenderse de las ataduras innecesarias y de esas obligaciones que asumimos y que sin ellas viviríamos más tranquilos. A veces tienes que llegar a la madurez para darte cuenta o incluso irte a vivir a la otra punta..pero vuelvo a mi lema de «que no quede que no lo hice» ( me gusta tanto poder decirlo..).
Al final lo que queda es la familia y los amigos. Que me lo digan a mí..
Os quiero.

Pin It on Pinterest