Retomé las obras en casa..hace una semana vienen a trabajar unos ucranianos..puntuales y muy trabajadores. Pienso tanto en la maravilla de nuestra vida..ellos dejaron su país como yo hace menos de 4 años, pero en otras circunstancias; diferente idioma, que ayuda mucho y diferentes destinos, que marca la vida, de disfrutar más o menos la oportunidad. Son serios y muy buenas personas; el padre le traduce al hijo, que es tímido y apenas mira a la cara..disfrutan poco del café que les preparo pues dicen que tienen mucho que trabajar..hacen lo más duro..llevan una semana taladrando un muro de piedra imposible de tirar..pienso en lo cansados que deben volver a casa; no paro de pensar en ellos pues soy sufridora..ya sabéis..mi marido que mira para adelante me responde que suerte que tienen trabajo, lo que es muy difícil actualmente en España.
Agradezco a tantas personas que hacen los trabajos que uno no ve..la cadena humana necesaria para que luzca la obra final.
Vuelvo a Mafalda..»Si no fuera por todos, nadie sería nada..»

Pin It on Pinterest