la foto 2

Ummm..nada me pierde más que empezar así una comida o cena cuando lo hago fuera de casa..pero da la casualidad de que llevo dos semanas a dieta y no tomo más que biscotes sin sal ni azúcar y con cuentagotas ..no estoy yo muy convencida de perder esta libertad y de disfrutar con cualquier mimo para el cuerpo, que es sabio y necesita el azúcar y algún capricho..cuando entra un pantalón que antes no valía, da alegría pero a cambio es un sacrificio muy grande.
Ese pan de la foto era tan riiiico y teníamos taaanta hambre en aquel momento en el Hotel Nacional de Cuba ..ummm