La peregrinación a Medjugorje me trajo tanto bueno como conocer los beneficios de la espelta. Os recomiendo probarla..yo ya creo que me hace muy bien porque desayuno sabiendo todo lo bueno que me va a aportar y repito y repito..con aceite y con miel del lugar..que sólo de probarla me creo que estoy en el monte croata de nuevo..y quisiera volver..


La espelta es el mejor alimento para la salud intestinal. De todos los cereales, la espelta es la que contiene menos substancias anti nutricionales y su componentes son fácilmente aguantados por el organismo humano e incluso su gluten que es mucho menos tóxico que el del trigo normal.

Como ya sabemos la intolerancia al gluten es una afección cada vez más frecuente en la población mundial. Pero en contra de lo que se piensa esta intolerancia no es una alergia sino una enfermedad autoinmune es decir una reacción inmunitaria anormal dirigida contra los elementos del propio cuerpo de la persona que la padece. Esta reacción es desencadena por ciertos antígenos que llevan las prolaminas, que son una clase importante de proteínas del gluten. En el caso de la espelta y del trigo, se trata de la sustancia llamada alfa-gliadina (de la avenina en la avena y de la hordeina en el centeno.

La reacción inmunitaria inducida por la alfa-gliadina provoca una inflamación local del tubo digestivo, que puede provocar dolores gastrointestinales y otras complicaciones diferentes. Así la intolerancia total al gluten llamada celiaquía , la inflamación que se vuelve crónica hace que se produzca mal la absorción de nutrientes por lo que se genera desarreglos generales como son fatiga, depresión, dolores articulares, osteoporosis, problemas cutáneos, problemas hormonales, infertilidad, etc)

Pero lo que hay que resaltar es que, en las tres clases de espelta que ya conocemos es decir la pequeña espelta, el farro y la gran espelta pura no hibridada, esta sustancia alfa-gliadina no desencadena en el hombre los antígenos responsables de la enfermedad auto-immune de celiaquía, por lo que aunque estas variedades de espelta contengan gluten, este gluten es tolerado infinitamente mejor que el que lleva el trigo moderno en las personas intolerantes al gluten.

No se está animando desde esta página a los que son celiacos a pasarse a la espelta pero hay mucha gente con pequeñas intolerancias al trigo que pueden tolerar perfectamente la espelta pura no hibridada tal y como han comprado el Dr. Strehlow y el Dr. Hertzka en Alemania.

La espelta también facilita la circulación sanguínea ya que después  de una comida basada en espelta (como puede ser con granos cocidos de espelta con verduras por ejemplo) las vitaminas y las sustancias vitales de la espelta provocan una dilatación de los vasos sanguíneos que facilitan el proceso de digestión. Después de una comida a base de espelta, el cuerpo entero siente una sensación de calor ya que gracias a su gran solubilidad, la espelta es rápidamente asimilada y calienta el organismo en su totalidad, incluso en las superficies cutáneas así como en los centros nerviosos.

Además los otros nutrientes que la espelta tiene son también transportados por el suero sanguíneo siendo la asimilación de sus nutrientes casi tan rápido como los alimentos líquidos.

Gracias a su tasa de glicemia relativamente baja para un cereal, (40 frente a 45-50 para el trigo y 50-70 para el arroz) esta contribuye a normalizar la tasa de glucosa en la sangre. Después de la absorción de glucosa no hay una aumentación brutal de glicemia lo que evita la segregación de insulina por el páncreas y procura una impresión de saciedad durable. De hecho la fibras de la espelta ralentizan la absorción de glucosa en el organismo participando así a la estabilización  de la glucemia sin que se produzcan picos de glucemia.

Además la espelta también actúa sobre nuestro humor por llevar más cantidad de fenilalanina y triptófano que los demás cereales. Estos dos aminoácidos son los precursores en moléculas implicadas en el equilibrio nervioso y psíquico.

Además según han podido descubrir los científicos Gottfried Hertzka (médico) y Wighard Strehlow (bioquímico y naturópata) el consumo exclusivo de espelta ha influido muy positivamente en los siguientes problemas de salud:

  • poco resistencia a las infecciones: los beneficios de la espelta sobre la inmunidad del cuerpo se explican por la presencia de los ocho aminoácidos indispensables, de algunos oligoelementos y de numerosas vitaminas que estimulan entre otras la multiplicación de las células del sistema inmunitario.
  • Desarreglos gastro-intestinales: facilitando la digestión y favoreciendo el equilibrio de la flora intestinal, la espelta trae alivio y previene muchos desarreglos que afectan al tubo digestivo (como son las diarreas, las colitis ulcerosas, la enfermedad de Crohn, la enfermedad de celiaquía, la constipación, las hemorroides) ya que se produce un saneamiento del intestino entre otros gracias al efecto de antibiótico que tiene el tiocianato.  La presencia de vitaminas B favorecen el equilibrio de la flora intestinal así como la presencia de los ochos aminoácidos esenciales que desarrollan la inmunidad.
  • Insomnio: la espelta ayuda a combatir el insomnio por tener vitaminas B1, B2 y B6 y el triptófano que favorece la secreción de serotonina.
  • Estado de estrés: las vitaminas B1, B2 y B6 así como el triptófano están igualmente implicadas en la lucha contra el estress, de la misma forma que el magnesio, el calcio y el fósforo.
  • Afecciones cardiovasculares: hay recordar igualmente que las sales minerales, los omega-3,  la vuelta al equilibrio de los lípidos sanguíneos y el tiocianato, contribuyen a preservar el sistema cardiovascular.
  • Enfermedades neurodegenerativas: la espelta favorece la restauración del tejido nervioso y produce mejoras en algunas enfermedades neurodegenerativas, como la esclerosis en placa. Esto es debido a su elevado contenido en grasas no saturadas y en particular en sustancias lipoides, cuya aporte necesitan las células nerviosas para asegurar la regeneración de las fundas de mielina protectoras de los nervios.
  • Tumores: la acción antitumoral ejercida por la espelta está ligada a su poder corrector de los metabolismos y a su poder regenerador.
  • Poliartritis crónica: la espelta tiene un efecto antiinflamatorio que será reforzado por la secreción de nuestras endorfinas que tiene una propiedad de calmar el dolor favorecido por la presencia de fenilalanina.
  • Contra la falta de concentración: a través de una alimentación de espelta, los estudiantes constatan un aumento marcado en su capacidad de concentración.

Toda esta información viene de www.todoespelta.es y os recomiendo que conozcáis este mundo nuevo para mí y tan interesante y a la vez ilusionante.