Me gusta tanto que me podría comer uno entero; pero no de tamaño pequeño, como se ven ahora..sino de los grandes que empiezas picando y picado; que si una pasa, que si la corteza y me lo ventilo. Creo que es el tipo de bollo que más me gusta. Acá adoran las medias lunas, que son los croissants. Cuando era pequeña, recuerdo el Brioche, pero no me gustaba el almíbar de azúcar por encima. Los torteles de antes, eran riquísimos y si están recién hechos, mejor. Solíamos pedir la palmera de chocolate por eso de ser más grande de todos. Ah¡¡ En el colegio, me encantaba el cuerno de chocolate; lo pedíamos en el bar del recreo y según mordieras, se salía el chocolate interior.
Dulce viernes para todos. Sois unos sosos. Me acuesto a las mil escribiendo y seleccionando las fotos, y trabajando en la web; os dedico una foto que me la tomo con amor de amiga y 4 comentarios..ay que os estoy malacostumbrando ¡¡

Pin It on Pinterest