No me desperté con la cama llena de pétalos pero sí con el corazón contento y lleno de alegría.
Celebro un año más de vida y mejor dicho, diría que es el primer año de nueva vida pues he aprendido mucho.
Terminé la noche ayer jugando al continental en familia pues como yo elegía dónde cenar, pedí lo que más me gusta del mundo: quedarme en casa. Una amiga me trajo una torta Rogel hecha por ella y con tanto gozo por parte de esa familia..cómo me la entregaron en casa.. que quiero compartirlo pues cuando las cosas y regalos se hacen con amor, me saltan las lágrimas de ternura.
Empezaré el día sirviendo en el comedor, que es lo que más deseaba y además les voy a entregar unos corazones rojos hechos en cartulina que recorté con esmero pues ya no habrá otro cumple aquí. Encargué una torta ( tarta en España) de ricota para tomar con las hermanas y servidores del comedor. Iré a misa para agradecer a Dios mi vida y regresaré para comer en familia. A continuación festejo con té y ricas tartas para compartir con los amigos del alma y fin de fiesta en casa de una amiga que celebra sus 50.
No me gusta el número 3 ..pero por suerte vendrá luego el par.
He recibido llamadas y mails llenos de amor de amigos y yo os correspondo a todos con esta foto que lo dice todo.Gracias, gracias.
Besos de fiesta y de vida+

Pin It on Pinterest