Se encuentra en las personas y en las cosas; por ejemplo, esta fruta bogotana me dio paz. No recuerdo el nombre.
Muy rica en el desayuno y purificante a la vez.

Pin It on Pinterest