Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

PDMV

Así llamo a los Placeres De Mi Vida. Tantos..en mi web anterior y para los que leeis mis diarios desde hace ya casi 5 vaños, recordaréis que os los iba contando. Hoy os cuento el PDMV del «sábado en la noche», que es no salir y quedarme en mi casa . Llegar después de un buen día y servirme un vaso de vino, picotear en la cocina, leer el periódico, baño caliente y acostarme pronto con un libro. Esto que parece tan sencillo, es lo más de lo más para mí.

4 Comments

  • begoña

    Buenos dias Vero la verdad es que para mi uno de los placeres de la vida, que la verdad reconozco que cada dia desde luego intento mas, y mas hacerlo desde luego este findesemana ha sido sobre todo cuando tienes un buen trancazo encima el cuidarme de alguna manera, acostandome prontito y siendo una niña buena, la verdad es que eso lo hago poco los fines de semana pero desde luego yo entiendo que de vez en cuando tambien lo necesito el descansar.
    Uno de los placeres de la vida es estar en casa con alguna amiga, que se digna a venir a verme, y que desde luego disfruto mucho de ella. Sobre todo que realmente venia a estar un ratito tambien con mis padres, la verdad es que esto es algo que de vez en cuando tambien me gusta hacer. la verdad sea dicha. e quiero mucho ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡FELILZ DOMINGO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • Visent

    Si Vero, lo tuyo un placer muy sencillo y muy asequible, pero que no todos lo pueden disfrutar .Pues para ello, tienes que tener una conciencia limpia y tranquila de haber cumplido ese día con todos tus deberes morales y materiales, así como tener ese sosiego y paz en el alma. que no termina en esa lectura de un «buen» libro,sino que se le añade después un sueño tranquilo y reparador.
    Sin esas comndiciones creo que sería muy difícil disfrutar de ese placer, pues si se tiene algún resquemor o sentimiento de algo mal hecho, sería imposible poderlo realizar
    .Es decir, yo lo interpreto como un «placer» del espíritu, que hace que tu cuerpo se sienta feliz.
    Y es más ese tipo de «placeres» tienen espacios más largos, duran hasta la mañana siguiente cuando te levantas con más ilusión y ganas de vivir para trabajar y dar algo de ti, contribuyendo así a la felicidad de los que te rodean.
    Los placeres materiales, son efímeros, no sacian, pasan inmediatamente.
    Buenas noches del domingo..

  • Pepy

    Habláis de pequeños placeres y para mi esos pequeños placeres son lo que dan mucho sentido a la vida… Estar calentita en una tarde de domingo, tumbada en el sofá, mientras leo, veo una de mis películas favoritas o escribo en el portátil escuchando música serena de fondo. Será que durante la semana paso tanto tiempo fuera, que echo tanto de menos mi hogar que no me apetece salir. Estos son esos pequeños placeres que una busca, luego están los pequeños placeres que una se encuentra como la llamada inesperada de una amiga, en la que hablamos sin medida de tiempo, en la que me cuenta qué tal ha sido su fin de semana, en la que vivo con ella lo que ella ha vivido, mientras ella se encuentra en una estación y yo no me he movido de casa. Es un placer para mí haber visto la nieve a través de sus ojos, haber sentido los abrazos que ella ha dado, sentir que hay sentimientos que no tienen descripción, que sólo hay que sentirlos.

    Busco pequeños placeres a diario, disfrutando de la primera taza de café de la mañana, del beso de despedida de mi hija cuando la dejo a las puertas del colegio, de los sms cariñosos que intercambio con mi marido, de los achuchones de mis alumnos, de cantar con ellos El Patio de mi casa… ¡Uf!, ¡son tantas esas pequeñas cosas que se hacen grandes para mí!, quitarme los zapatos de tacón después de una caminata, darme una ducha calentita, encontrarme con la cena preparada… Oír el sonido de la lluvia tras los cristales, mientras me acurruco… El olor de la ropa limpia… Una copa de vino… Compartir todo lo que tengo… Estar con vosotros, es un pequeño gran placer.

    Un beso para tod@s y para cada un@

    Pepy

  • María

    Para mí, uno de los PDMV es sentir la lluvia suave sobre el pelo, esa que no cala. Cosa que puedo disfrutar pocas veces en mi tierra, pues no llueve mucho la verdad.
    No quiero parecer una intrusa, pero he querido unirme a vuestros comentarios. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.