LLegamos a Belén..me gusta vivir con gozo cada día previo a la Navidad. Estoy trabajando sin parar para viajar tranquila el jueves por la noche a la Argentina. Os cuento con mucha alegría que Verili ha despertado a la vida..que estoy diseñando con mucha entrega y que he vuelto a vender a tiendas. He participado en rastrillos benéficos, como lo hacía hace años y me he sentido plena y feliz al poder mostrar mi trabajo y venderlo con amor. Me siento valorada de nuevo, pues en mi etapa bonaerense no pude por falta de fuerzas..estoy cada día más plena y llena de vida para dar y tomar.Así llego este año a las Navidades..qué regalo después de dos anteriores tan flojas..pero os aseguro que más llena de Dios , imposible. Me gusta expresar mis sentimientos con libertad, en un mundo en que la fe se vive a escondidas..yo ya no me callo.
Hacía 3 años que no vivía esta prenavidad..pues llegaba como el turrón en el anuncio..vuelve a casa por Navidad.
Volviendo a las peladillas..me gustan sus formas y colores..y ese olor especial a Navidad..me gusta chupar una y dejarla deshacer en la boca el azúcar..luego, que la almendra que te toque de regalo sea buena..pues a veces son amargas..y nuestro tercer lema en verili es..»que no nos amarguen la vida»..además del segundo «- : +» ( menos es más..buscaré link) y del primero: viva la vida.
A Belén pastores..a Belén chiquillos..corred, corred..no nos despistemos..

Pin It on Pinterest