Cada vez hay más en todos los lugares y países.
Ayer me dejé peinar por mi hijo como cuando éramos pequeños y nos gustaba peinarnos en la sobremesa de la comida familiar..y que te daba tanto gusto que dejabas dormida a la abuela, tía..luego pasamos a dejarnos peinar por nuestras hijas..en que te hacían coletas y recogidos raros; algún q otro tirón era válido.

Pin It on Pinterest