Nunca me gustó ese pájaro porque me daba miedo el pico..muy coloridos pero «mala milk o mala leche » como decimos en España..nunca me atrevo a meter un dedo en una jaula y lo mismo el día q os fotografié al flamenco en el zoo..mi ahijada me pedía q le diera de comer en la mano..qué miedo..me lo suplicó tanto q lo hice previos rezos y taquicardia..soy muy miedica.
El tema de hoy viene a cuento porque hemos ido a una consulta médica en un portal, en donde nada más subir la escalera está el portero metido en su casa, el tío..con la cortinilla de encaje echada y se le ve un poco cómo controla los q entran y salen desde el sillón de su casa..no sé si llevará las zapatillas de la cama, pero vago tenía el hombre toda la pinta pues vamos cada semana y nunca le he visto salir de su reducto..como siempre comparamos con animales, mi hija dijo q le recordaba a un periquito en su casita..q gracia ¡

Pin It on Pinterest