Existen y me gusta escucharlas. Normalmente vivo estos momentos con personas que conducen un taxi o empresa de servicios que están acostumbrados a escuchar a mucha gente y hablan desde el corazón y la experiencia.

Pues bien el sábado partí al Alba y un hombre amoroso me recogió para llevarme a un autobús y poder viajar a otra ciudad de España y ya os contaré en otro diario. Me gusta hablar y sobre todo escuchar y era tan agradable que ojalá me vuelva a tocar en otra ocasión.

Pues bien, hablamos de Madrid y me dijo así:

Q bonito es el amanecer de Madrid. 
Todo el día viéndolo cada día mismo horario y siempre distinto.
A no ser q madrugues no lo ves.

Qué mensaje tan auténtico. 

Me dejó en la estación de autobuses y me dijo que hasta la siguiente recogida se iba a desayunar a un lugar que ponían un café muy rico porque era muy cafetero y prefería tomarse este tiempo para disfrutarlo.. 


Esta semana recomiendo sol naciente.