Así se llama este amigo que os presento. En realidad es Pedro, pero como es un tío genial, pues tengo el honor de utilizar su nombre de friends. Podría ubicarlo en el espacio destinado a los oficios ya que dirige este Kiosko de una forma original. Vende como nadie y además recibe la visita de sus amigos y echan partidas de dados a cualquier hora del día. Bien caminando o bien haciendo footing, escucho al pasar el sonido de los dados en el cubilete. Por las tardes brinda con champán ya que todos los días celebra la vida. El día de la foto le dije que tenía que captar ese momento de alegría y pensaba cuándo sería su día de homenaje en el blog..Pues bien, hoy pasaba y le pregunto que qué «celebramos» y me dice que sus 50 años; que los cumplió ayer pero que todavía quedaban lugares en el mundo donde aún sería su cumpleaños. Muestra su carnet y es que me parece que tiene una chispa digna de contagiarnos. Me cita para la celebración de la tarde con queso y «sandwiches de miga». Esta vez había 4 botellas de champán, no dos como es habitual a diario .Muchos amigos del barrio con quien celebrar. Dice que siempre es así. Qué gusto¡¡.
Mi hijo me dice que soy muy confiada y que me hago amiga de todo el mundo y es verdad; volver del cole caminando los dos es una romería, nunca sé a qué hora llegamos porque vamos parando cada rato. Cuánto aprendo. La vida se engrandece con las pequeñas cosas.

Pin It on Pinterest