Recordáis ese juego en que uno se deba ala vuelta y gritaba así y los de detrás nos teníamos que parar en seco y si te movías, te eliminaban del juego..pues bien, a estas alturas del día y de la noche, mis pies no aguantan nada por la hinchazón que tienen por el viaje y el retraso, por no haberme alimentado bien ayer y por haber bailado toda la noche en la fiesta de un amigo.
Fue un reencuentro bellísimo.
Os iré contando impresiones..siguen los chicos pobres y jóvenes pidiendo en los cafés..la ciudad está muy cara y alguna que otra persona no tiene tan buen humor como antes en que todo eran facilidades.
Ayer en bikini y hoy de invierno; misterios de la vida.

Pin It on Pinterest