El otro día estaba perdida y dudaba si seguir recto en una calle o no y se me ocurrió bajarme del coche y preguntarle al conductor del bus de detrás..la mala suerte que me indicó mal y me llevó a la entrada de la urbanización de la Moraleja¡¡ y yo tenía que ir a la otra punta. Me oriento mal y a veces preguntar es peor ya que era un poco más adelante de donde estaba. Iba preguntando a todo el que podía y lo que os voy a contar , q fue genial, cuando me pasó, pensé en vosotros y en mi diario; resulta que me vuelvo a bajar del coche y me acerco a un «autobusero» que estaba aparcado..veo q me mira pero que no saluda; le vuelvo a preguntar y me hace gestos con las manos y cara..ante mi segunda intentona, me hace gestos con la boca y le digo que perdone, que está comiendo..y me dice q no con la cabeza..hasta que me saca un bote de enjuague dental para la placa bacteriana y ahí q estaba el tío haciéndose la limpieza a las 4 de la tarde.. qué risa¡¡

Pin It on Pinterest