No es el reflejo del mar, es al reves el mar se torna azul por el cielo, la composicion de sus gases en especial la capa de ozono hacen que la energia solar al llegar a nuestra atmosfera ésta hace una especie de filtro que permite el paso de todos los espectros menos el del ultra violeta que literalmente se refleja como un espejo, este espectro en su parte visible es el color que conocemos como azul, ahora en la noche como baja la intensidad de la luz del sol podemos fijarnos que se torna de un color violeta a medida que se oscurece el cielo.

Día

Durante el día vemos el cielo de color azul, esto se debe a que la desviación de la luz visible de longitud de onda corta (de 380 nm a 500 nm aproximadamente).

Atardecer

Durante el atardecer la luz del Sol llega de manera tangente a la superficie de la Tierra, por lo tanto recorre mucha más distancia en el suelo, lo que provoca que hasta los rayos amarillos sean visibles, sólo los tonos rojos llegan directamente desde el Sol, esto provoca que veamos el cielo amarillo o anaranjado y el Sol prácticamente rojo. También influye el polvo y partículas que flotan en el aire, factor que aumenta significativamente cuando hay altas presiones.

Noche

Por la noche vemos el cielo extremadamente oscuro, se podría decir que negro, y en el horizonte azul oscuro. Esto se debe a que no llega casi nada de luz, sólo la reflejada por la Luna, y la de las estrellas, apenas llegan a iluminar la superficie terrestre.

Otros casos

Las nubes, que se forman de grandes partículas coloras, reciben la luz y la reflejan sin cambiar su color, por eso vemos las nubes blancas. Éste es un ejemplo de la difusión de Mie. Si ésta ocurre de forma masiva, la luz no es tanto reflejada sino retenida, y el blanco pasa de una escala de grises a negro, dependiendo de lo gruesa que sea la nube.

Pin It on Pinterest