Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

Primera Comunión

Un día como hoy pero de hace ya muchos años, recibí mi Primera Comunión en la capilla del colegio.
La hice de uniforme y nada que ver como ahora se estila, con trajes de antes y de después.
Comimos en casa de mis padres, con la estricta familia, más la abuela, que nunca falla. Siempre incondicional a todo tipo de reunión y siempre enseñándonos con su ejemplo.
Esta foto la tomé nada más llegar a Buenos Aires y ha estado esperando estos meses para salir a la luz. Parece un libro de azúcar , pero además de la elaboración, me parece que el mensaje no puede ser más puro y real pues recalca la felicidad de lo que significa. Los regalos materiales deberían estar prohibidos. Antes tenían sentido pues era el día que recibías tu primer reloj, la pulsera que la abuela deseaba regalar, la cámara de fotos de los padrinos..lo entiendo; pero ahora..esos excesos y esa competición por conseguir algo que difícilmente no tenga el comulgante, como nos llamaban, pues es quitar sentido al día. A mis hijos les «he regalado» la fiesta de celebración en casa y por supuesto mi trabajo de cocinar y preparar todo con infinito amor.
Esas tartas (aquí se llaman tortas..) que nos hacían en casa..tanto trabajo que hoy quiero volver a recalcar y agradecer.

15 Comments

  • Verili Sur

    uy reina mora tema comunión.afortunadamente ya no tengo q ir a ninguna mas.de «mala leche» me han puesto las dos a las q he tenido q ir y para las q no encontré ninguna excusa creible.comunión de toda la vida o al menos la q yo hice, cole y uniforme en casa con primos y abuelos.con mi madre preparandolo todo y nosotros brincando por todos sitios y estrujando las flores de mi abuela.

    Ahora somos divinos de la muerte y tenemos una comunión miniboda.fantastica ideal con listas de comunión , ay mama que me quiero ir a disney ea vamos todos a Disney venga vamos ese es el espiritu q debemos recibir, vamos a por el pato donald venga vaaaaa q monos estamos en las fotos, osea he ido a disney y tengo mucho dinero q me han dado , oh tu solo ese dinero pues yo mas ( es q eso lo escuche a dos niñitas repelentes) q buena torta….

    Pues yo homenajeo a mi madre q nos preparó un dia especial, en casa con la familia.pendiente de todo.sin historias q no hacian falta.todavia guardo el primer reloj y los ptes q me regalo mi abuela.
    La cruz de madera de luisete tb la llevo simepre encima.

    Pues nada ya conoceis mi opinion sobre tema comunión.me quedo con la frase de mi hna: Intenta cambiar la cara q se nota q no estas a gusto, el disimulo nunca fue lo mio….

  • Verili Sur

    ESTA OPINION ES EXCLUSIVA MIA Y DE NADIE MAS.COMO DICEN EN PELIS Y PROGRAMAS LA «DUEÑA» DEL BLOG NO TIENE NINGUNA RESPONSABILIDAD SOBRE LA OPINION DE SUS PARTICIPANTES.DE TODAS FORMAS AUNQUE ME REAFIRMO EN LO ANTERIORMENTE ESCRITO, SI ALGUIEN SE HA SENTIDO HERIDO YO PEDIRÉ MIL DISCULPAS.

  • Lluca Godino

    Verili Sur,
    soy algo menos beligerante que tú pero comparto tu opinión.
    Yo tuve la de mi hija el año pasado, fue con mucha gente, como correponde a esta familia que me ha tocado pero, completamente familiar. Lo que pasa es que no todo el mundo tiene una casa con jardín para acoger a los primos y se ven obligados a reservar un restaurante o un hotel.
    Me impresiona la gente que es capaz de endeudarse hasta las cejas por una primera Comunión. Ese no es el sentido, desde luego y además no creo que los niños lo necesiten,… pero bueno es el signo de los tiempos.
    También es mi opinión exclusivamente.

  • Verili Sur

    LLUCA BELIGERANTE POR SER SUAVE CONMIGO VERDAD JAJAJA.LLEVO DISCUTIENDO CON UNOS ALEMANES DESDE LAS 8 DE LA MAÑANA Y EL TEMA DE LA COMUNION ME SALIO DEL ALMA JAJAJA.PERO ME SIGO REAFIRMANDO Q CONSTE.TE DOY TODITA LA RAZON DEL MUNDO EN TEMA JARDIN.TIENE VD RAZON SEÑORA MIA.

  • paqui

    Mi primera comunión,fue en casa también,había fallecido mi abuelo paterno y como se respetaba el luto mi madre preparó un desayuno familiar,con tarta y chocolate hecho por ella,recuerdo que jugué mucho y me fui a pasear con mis amigas y compañeras que además comulgamos juntas ese día,recuerdo regalar estampas con dedicatorias del niño Jesús.
    Mi hijo comulgó el tres de Mayo de este año,la misa duró casi tres horas,pedimos perdón,rezamos por los más necesitados,dimos gracias a las personas que hacen su trabajo desde el Papa hasta el barrendero de niños,de padres,de abuelos,cantamos,alabamos a Dios……. me prepararon igual, un desayuno,al aire libre y muy familiar.
    Luego por la tarde fuimos a visitar a el abuelito que se encontraba en el hospital,dejaron al niño pasar sólo un momento,ese fue nuestro viaje,el viaje a lo que se quiere de verdad,lección de educación para mis hijos;verili sur estoy contigo en todo,no pidas disculpa porque llevas toda la razón,esto se ha desbordado….cuando pase por aquí nada y crezcan esos niños no entenderán de sacrificio nada y entonces haber como se soluciona,las cosas tienen que ser desde una base y con criterio, y eso de tanto dar a los hijos sin que se vea el esfuerzo repercute a la larga en sus vidas.
    Vivan nuestras raíces y no saberlas perder!!

  • Arantxa

    Buenos Dias, buen temita el de hoy.

    Uf!!!, que deciros sobre la PRIMERA COMUNIÓN, habéis puesto el dedo en la llaga como vulgarmente se dice.

    Mi hijo Álex recibió su Primera Comunión hace quince dias, es decir, el dia 10 de Mayo. Sólo deciros, que fui muy féliz. La hizo en el colegio y los preparativos durante todo el año fueron de lucha continua, pues bien, en una de las reuniones comenté si era posible que todos los niños lo hicieran con una túnica sencilla y su cruz de madera, madre mía la que se armó, se pusieron como fieras, que fuerte, vamos a ver la hipiee ésta (eso fue por mí), de que va, nuestras hijas van a ir de princesas totales…….En fin, punto en boca, me dije para mi misma.

    Pero, ahora os voy a contar algo muy bonito que me contó una amiga, sobre la comunión de su hija, todo el dinero que recaudo la niña de los familiares, pues no quiso regalos, sólo dinero, lo ha destinado a la misión del colegio en Angola, contribuyendo a la construcción de un colegio, por Díos que bonito!!!!, tanto es así que mi Álex tampoco recibio regalos, le dieron un dinerillo, el cual va a destinar a lo mismo.

    Me siento feliz, de saber que hay gente con un corazón grande a mi lado!!! y que nos enseñen hacer el nuestro igual de grande.

    Y me sigo preguntando, habra algún día la posibilidad de que cambiemos este mundo tan CONSUMISTA Y VANAL!!!!

  • Pepy

    … Yo conservo como oro en paño mi libro de comunión. Para mí fue el regalo más especial que recibí ese día. Me gusta sacarlo de vez en cuando de la estantería; lo abro y contemplo emocionada las escasas y gastadas fotografías que se refugian en su interior. Me gusta pararme a leer lo qué escribí en él, ¡incluso me rio de aquellas faltas de ortografía que cometía entonces!. Me gusta que mi hija lo contemple conmigo, o a solas si lo prefiere.

    Pocos meses antes de que ella fuera a hacer la comunión, se lo enseñé por primera vez. No le dije nada, porque quería que comprendiera por sí sola mis intenciones.
    Si veía las fotografías, en ellas yo aparecía vestida con un hábito de monja ¿cómo no? prestado por una prima para tal ocasión. Estábamos en la antigua casa de mis padres, en la que tan sólo se contemplaba una pequeñita mesa con platos y vasos de plástico, un mantel de papel y una tarta de dos pisitos ¡mi primera tarta hasta entonces!, ¡qué deliciosa maravilla!. Vería que los niños jugábamos en la calle, que mis tíos estaban sentados en el tranco de la acera y que mi madre sacaba algunas bebidas de un cubo lleno de hielo.
    Si se paraba a leer la lista de regalos que me ofrecieron, descubriría una muñeca Nancy vestida de comunión, una caja de bombones, un estuche repleto de lápices… Y ¿cómo no?, una cámara de fotos, cuyo flash iba a parte en lamparitas desechables y con la que se realizaron las fotografías que adornaban el libro, y ¡¡¡ese reloj que mi abuela con tanto sacrificios me compró!!!.
    Pero lo que descubriría con más asombro era leer cómo relataba mi felicidad de niña de ese día, antes de marcharme a dormir agotada por la noche, y que contaba cómo lloré de emoción cuando recibí a Jesús por primera vez.

    Creo que este acto “intencionado” a mi hija le sirvió de mucho. Su comunión se pareció a la mía, ¡eso sí!, adaptándola al transcurrir de los años. Ahora su libro de comunión lo guardamos junto al mío. Pero ¿sabéis?, desde entonces cuando algún niño a quien queremos toma este sacramento por primera vez, es ella la que siempre me dice: “Mamá, ¿por qué no le regalamos un libro de comunión?. Es lo que más agradecerá”.

    Un abrazo para todos

    Pepy

    http://www.ayudajuanma.es

  • Visent

    Comparto la opinión de todas vosotras, de que la Pirmera Comunión se celebra como una fiesta social más, dentro de ese espiral de consumismo en que estamos metidos. Se hacen regalos desmesurados, y las comidas en restaurantes lo mas lujosos posible con menús especiales. Con decir que tenías que buscar el restaurante con mucho tiempo de antelación, ahora no se si con eso de la crisis será diferente.
    Muchas de vosotras habéis recordado la forma en que vivistes vuestra primera conunión, y había mucha diferencia con lo que se hace ahora, pues figuraos lo que es con respecto a mi, que la tomé en el año 1939, recien terminada la guerra civil, con 11 años, pues los tres años anteriores en el periodo de la guerra en mi zona la Iglesia no exitía para nada.
    Tengo como recuerdo, la fotografía y la estampita, que para mi son como una reliquia.
    Entonces aún era mas sencilla la forma en que se
    celebraba. Naturalmente era en casa de cada uno, que por cierto no eran muy grandes, y se hacía una chocloatada con panquemado y ya estaba todo.Los padres o familiares mayores, se tomaban alguna copita de licor y estaban servidos. Y de regalos nada, recuerdo que era costumre ir con nuestras madres a visitar a cada vecino de la calle, para mostrarles lo «guapos» que íbamos, y al tiempo recibiamos algunas monedas que servían para comprarnos alguna cosita.
    Además otra cosa, recuerdo que en muchas ocasiones se aprovechaban los trajes del hijo mayor ¡, para el otro, y también el de las niñas, asi es que muchos hemanos hacían la comunión con el mismo traje.Todo igualito como ahora. Yo también con todos mis hijos lo celebré en casa con toda sencillez, excepto en la última que no pude evitar hacerlo en un restaurante.
    Pero además de todo esto, yo quería profundizar un poco en lo más importante de ese acontecimiento que para mi es recibir a Jesús Sacramentado por primera vez,, y es a lo que menos importancia se le dá. Tanto por parte de los padres, como por los encargados de la catequesis, no dan a los niños una preparación adecuada, que les permita conocer en conciencia lo que van a recibir y lo importante que puede ser para ellos en el desarrolo de su vida y su práctica continuada los domingos., .Así que la mayoría de los niños, no solo hacen la Primera Comunión, sino la Primera y la Útima.
    Buenas tartes para todos.

  • Sue

    Mi primera Comunión fue el 11 de Mayo de hace 24 años. Mi vestido sencillo, los pendientes de mi madrina, por fin me quitaba las gafas por un día, cosa que al pasar los años desaparecieron para casi todo, y llevaría el Rosario de mi abuela.
    Lo recuerdo como si fuera ayer, fuimos al campo, a un sitio que conocía mi abuelo y como mi pasión eran los animales me llevaron a celebrar mi comunión al campo. Entre perros, gallinas, primos, hermanos y pollos pasó aquel maravilloso día. Me regalaron muchas cosas, las mismas que se han mencionado, la comida mis abuelos, el primer reloj y una muñeca de trapo que la he tenido hasta que la heredó mi sobrina Alba. Hubo gente que me dio dinero, y recuerdo que mi madre habló conmigo y el dinero se utilizó para pagar las fotos que me habían hecho en el colegio, no eran buenos tiempos para nosotros, luego espabilamos pero esos años no fueron fáciles. Todo natural y sencillo. En la liturgia leí, me ponía nerviosa el tener que salir a leer, pero en el fondo me apasionaba. Fue la primera vez que llegó a mis manos el libro de «El principito…», nunca más se alejó de mí.
    Un abrazo a todos.
    Sue

  • verili

    Me gusta mucho cómo evolucionan los comentarios de hoy. Son sensibles , como tanto nos gustan. Más, queremos más..falta Bego de cierre, pero me gustaría mucho escucharos al resto; pues en este espacio no sólo leemos, sino que vibramos, escuchamos y queremos más y más al sentir al hermano Verili bien cerca.

  • beguito

    Hola buenas noches, pero que bonito gracias vero, que para esto es que eres muy especial, que deverdad que es una pasada, lo que estas dando. Me gusta que deverdad estemos mucho mas en contacto con gente nueva, la verdad es que me temo que yo hace mucho pero mucho tiempo, que la tome y desde luego uno de los momentos que recuerdo es que la celebracion se hizo tambien se celebro en casa, con la familia, y sobre todo, que quieres estar, mas que nada, solo que bueno, que me regalaron una mochila, porque yo en esta epoca, yo era montañera, pero eso me hizo mucha ilusion. besitos

  • Ines

    Ok Vero, aca estoy. Estaba algo preocupada por un tapete que estropie la noche del domingo escribiendo un saludo…espero que me disculpen.

    Yo fui a un colegio de monjas «Las Esclavas» (barrio de Belgrano en Bs.As) donde las Comuniones eran todo un…SACRAMENTO. De togas largas blancas sin adornos y velo en la cabeza. La fiesta era en el mismo colegio con las hermanas que oficializaban el festejo. Muy tierno de ellas, dulces y dedicadas. Yo estaba rodeada de angeles.
    …Mi regalo fue la esclava de oro, muy simbolica para mi.

  • Mónica

    Yo también recibí la Primera Comunión un 26 de mayo de 1973, antes de ayer, en la capilla del colegio de las Irlandesas de Madrid, iba vestida de monja, y como soy la pequeña de mi casa, me puse el traje de comunión de la hija de unos amigos de mis padres. Fue la primera vez que recuerdo que me cortaran el pelo porque se me veía por debajo del velo. Lo celebramos en la casa grande de Villa y vinieron la familia y mis amigos total «cienes y cienes», me regalaron unos pendientes de perlas (la abuela Margó), unas monedas (la abuela Eladia), un fiestón de cine (mis padres) pusieron una película antes se llevaba eso, y hubo baño en la piscina y un rato buenísimo. Entonces nos uníamos a Dios y se convertía en una costumbre ir a misa los domingos, hoy en día hay muchos niños que hacen su Primera y última Comunión el mismo día, la fiesta se convierte en una fiesta de los padres y ya está. En fin, acojamos a Dios en nuestros corazones y enseñemos a nuestros hijos a que se quede con nosotros. Besos

  • valentina

    que hermosa la torta me gustaria tener una asi en mi comunion!

  • gladis

    asi mi hija se va hacer la torta para festejar su comunion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.