Por supuesto que no digo quién es la dueña del pie.
Cuántas veces habremos hecho algún apaño en momentos de tener q volar por las prisas.
Habremos pegado dobladillos con celo e incluso conozco una persona que los grapaba..
Seguro que nos contáis muchos trucos verili caseros en ataques de no llegar o de tener al marido en el coche esperando..

Pin It on Pinterest