Envíos gratuitos para pedidos en España Peninsular de más de 80€

No hay productos en el carrito

Prisas

Por supuesto que no digo quién es la dueña del pie.
Cuántas veces habremos hecho algún apaño en momentos de tener q volar por las prisas.
Habremos pegado dobladillos con celo e incluso conozco una persona que los grapaba..
Seguro que nos contáis muchos trucos verili caseros en ataques de no llegar o de tener al marido en el coche esperando..

11 Comments

  • Ines

    Cuando se trata de ponerse linda (o intentarlo) odio la prisa!!!!!. No soporto que me corran cuando aun no estoy lista; soy capaz de renunciar al programa por no estar en las «condiciones de belleza» que YO pretendo.

    Una anecdota: Tenia una fiesta muy glamorosa y necesitaba combinar un elegante vestido con sandalias plateadas…que obviamente no las tenia (ni tiempo ni dinero para comprarlas). A pesar de tener otras de diferente color yo insistia en plateadas, ya que el atuendo debia ser perfecto (un defecto mio…). Nada me lo impidio y tomando una pintura (cualquiera) del armario de mi madre…eso si: plateada, procedi a pintar de caprichoso plateado unas viejas sandalias que tenia. Marche a la fiesta y yo feliz: estaba perfecta. Era medianoche, y cual cenicienta escucho un trueno, venia la lluvia (…pero era mi aviso). Sin preocuparme por unas pocas gotas de agua sali al jardin obviamente muy bien acompañada. Dando pasos firmes con mis sandalias PLATEADAS me sentia Lady Di…pero al segundo me converti en la mujer de LATA!!!, el agua comenzo a despintar mis sandalias y mis pies completos se cubrieron de pintura, metiendose entre dedos y uñas. Un desastre. Ni modo de disimular. Mi «acompañante» para entonces reia descotrolado, llamando la atencion. Mis pies eran para entonces los protagonistas de la fiesta. Chau glamour, … y como comprendi a cenicienta que salio huyendo!!. La pintura no era pintura, era tempera gris al agua con purpurina plateada….
    …Dias despues me compre sandalias plateadas, y si se quedaron con la intriga de que paso con el «risueño acompañante»…con ese no me case, obvio!, todavia se esta riendo.

  • Marisa

    Una vez, para dar una charla, me puse una falda muy bonita pero que me quedaba larguísima (no me había dado tiempo de arreglarle el bajo) Me la subí dando varias vueltas desde la cintura. Estaba todo controlado hasta que, en medio de la susodicha charla, delante de mucha gente, la falda cobró vida y se «desenrroscó» como quien baja un estor y allí recuperó su largo inicial, ante la mirada de todo el mundo. Patético. Mi padre salió de casa más de una vez con un zapato negro y otro marrón y mi hermana era de las que iba a las fiestas con el vestido cogido con alfileres (se los hacía ella y siempre esperaba al último momento)
    No sabemos si la dueña de las uñas finalmente se pintó las otras o se quitó el esmalte de las que estaban pintadas.
    Feliz sábado a todos. Madrid amaneció con sol, espero que siga así.
    Un abrazo muy especial a Liliana, la mamá de Julián.

  • Santiago

    Sol precioso en Madrid ( que cuenta para la floración de los almendros) .
    A mi primera entrevista de trabajo acudí desde mi Asturias natal a Madrid con unos , supongo , preciosos zapatos que con ilusión me había comprado mi madre.
    El corto recorrido desde donde dormé hasta el lugar de la entrevista sirvií para que se produjeran una rozaduras en los talones de mis pies planos que hicieron que no puiera calzarlos.
    Decidí poner los susodicjhos zapatos en «chancleta » y deslizarme suavemente por la moqueta de aquella oficina tratando de no caer y disimulando la circunstancia .
    Asistí a las entrevistas con aún más nervios y tratando de no pensar .
    Los entrevistadores , por fortuna para su empresa ( y tambien para mi ) decideron contratarme……
    Feliz día y besos y cariños a todos , especiales para Liliana ….

  • beguito

    BUENOS DIAS, YO ME ACUERDO DE ANECDOTAS UNA FIESTA DE FIN DE AÑO, QUE FUE YO CREO LA PRIMERA QUE SALIA, PUES ESTABA YO DIVINA DE LA MUERTE, PERO EL VESTIDO ME QUEDABA UN POCO LARGO, PUES UNA DE LAS VECES, QUE FUI AL BAÑO PUES HICE LO MISMO QUE HIZO MARISA, ME LO ENROSQUE EN LA CINTURA, Y BUENO AL CABO DE LA NOCHE, EL VESTIDO DECIDIO QUE NO PODIA SEGUIR Y YO CREO QUE LA SENSACION MIA, ES QUE SE ME BAJABA MUCHO MAS DE LO QUE YO LE HABIA ENROSCADO.

    BUENO FELIZ FIN DE SEMANA PARA TODOS VERO ESPERO QUE ESTES UN POCO MEJOR DE TU GARGANTA, A MI SE ME HA QUEDADO LA INTRIGA DE SI LA PROTAGONISTA SE PINTO TODAS LAS UÑAS UN CORDIAL SALLUDO ESPECIAL PARA MI MADRINA, VERILI SUR

  • alicia

    Recuerdo un traje que me hizo la modista para una boda, era una seda india que no cedía ni a tiros, yo quería la manga muy ajustada y la modista cumplió
    mi deseo.
    Cuando llegamos a la iglesia e intenté santiguarme… imposible, no podía doblar el brazo, me quedaba a medio camino. La cena fué un suplicio, no me llegaba nada a la boca, tenía que acercarme yo al tenedor. En aquella época yo fumaba bastante, pero aquella noche fue de abstinencia total. Por supuesto lo comenté con todos los compañeros de mesa, todos éramos amigos, nos reimos muchísimo. Todos me pedían la dirección de la modista. Cuando llegué a casa me puse mi pijama, recobré el movimiento de mis brazos y me preparé un fantástico bocadillo de chorizo, una cervecita y dos Marlboros seguidos por aquello del mono. Nunca olvidaré esa boda, ni ese trajecito.
    Feliz y soleado día, que os vaya bonito!!!

  • paqui

    Lo que es no estar preparada y presentarse la ocasión de salir,precisamente en feria el primer día y sin pensar en ir, surgió después de terminar de trabajar que mis vecinas de el local de al lado me avisaron en el último momento y allá yo sin pensar dos veces que me estaba cambiando,ropa informal,sandalias,dos brochazos en la cara,una linea en azul en los ojos(no me falta),eje, nunca,a falta de las uñas de las manos,que iba quitando por el camino y a la vez metiendo en el bolso una laca de uñas color berenjena,ya me esperaban y Nuria con unas lentillas en turquesa ,
    oh¡¡¡,Nuri¡¡que sorpresa(lo que son veinte años),arranca el coche y hasta los aparcamientos,que no era muy lejos, con tacones??¡(se ve que vamos de feria y el tacón estiliza la figura,pero mama¡¡ ),al bajarnos dije quietas que no entro en la feria con las uñas sin pintar y encima del capot del coche casi a oscuras daba pinceladas,cuando voy tomar entre luces de farolillos un rebujito y me da por mirar,ja,ja,como me quedaron,parecían la puerta de un gallinero,la orquesta sonaba,que eran buenos para rabiar,entre disfraces y alguna que otra parodia me metía en el papel bailando con mis manos estirando, lo que nos reímos todo el tiempo,a lo que Nuri empezaron anublarse los ojos por lo de las lentillas,yo me voy andando porque llevo bailarinas escondidas en el bolso,je,je

  • verili

    Queridos, qué alegría de diario. Me muero de risa al leeros y me inyecta vida. Cada cual es más genial.
    Liliana, os queremos mucho y me alegra tanto que en este lugar encontréis vida cada día.
    Os cuento que recién casada estaba coja por varias operaciones en un pie y siempre iba con prisas pues no tenía ayuda y tenía poco tiempo entre que dejaba a mi hija en la guardería e iba a rehabilitación; me vestía muy rápido y me duchaba después si no me daba tiempo; aquel día me puse el jersey directamente encima del camisón y me hice un apaño para que no se viera por debajo..el caso es que muerta de calor durante el ejercicio, me quito el jersey sin recordar las prisas de la mañana y delante del espejo que estaba plagado de cuerpos haciendo ejercicios terapéuticos..mi camisón de Marcks and Spenser..cae rápidamente como una cortina y me sentí totalmente desnuda..qué vergüenza y qué risa recordarlo.
    Otro día, en una tienda de Buenos Aires vi como una mujer se cambiaba en un probador y la señora de al lado, tiró de la cortina, pensando q era la suya..y la pobre primera se quedó en cueros y enrollada como una cochinilla de la humedad chillando del susto..era una tienda mínima y yo sufrí por ella..
    Besos y más besos+

  • suyapa

    ¡¡¡¡Me duele todo de tanto reirme!!! geniales todas las anécdotas.
    A mi hay una cosa que me ha ocurrido más de una vez por las prisas y por despiste, cuando me compro o me regalan alguna cosa me gusta estrenarla al instante y hace poco me ocurrió con un abrigo, salgo a la calle encantada y a los pocos pasos alguien me da golpecitos en el hombro y al darme la vuelta me dice un chico ¡que vas de estreno! ¿no? yo alucinada pongo cara de circunstacias y me dice, llevas la etiqueta colgando, ¡que vergüenza! le di las gracias y segui andando muy digna hasta que unos momentos después «solucioné» la situación.
    Muchos besos a todos y buen fin de semana
    Syp +++

  • Marina

    Hola familia,como va? Me encantan las historias de hoy.
    Recuerdo una tarde que estaba en una reunión y en un momento siento «tac» y fué que se me cortó la tira de una de las zandalias.Me quedé parada en el mismo lugar un largo rato.
    Y me retiré rapidamente como si en ese pié tuviera una chancleta.Y obviamente miraban.Ese día tenía un verguenza terrible.Y en la vereda agarré mi zandalia con la mano y me subí a un taxi .
    besitos.
    Lili que lindo que estés también aca con nosotros!

  • LILIANA

    Gracias por la bienvenida .yo también tengo algo para contarles cuando salia para el medico que concurríamos todos los días july se dio cuenta que se me descoció el pantalón pero por suerte tenia un costurero en mi cartera y lo remendamos en el baño .july siempre desde ese día .chequeaba que todo estuvieran en orden .y cuando me olvidaba los anteojos de sol el me hacia comprar otro nuevo ,porque sabia que sino era como que algo me faltaba .besos y cariños a todos mis verilianos buen sábado . PD..no saben lo bien que me hace saber de ustedes .

  • Visent

    Bueno familia , hoy he sido un poco tardón en entrar, pero es que esta mañana y parte de la tarde he estado muy ocupado, pero esto me ha servido para poder leeros a todos y proprocionarme unos momentos jocosos al ver las cosas que os han pasado, todas muy originales y sorprendentes.
    Entonces me he puesto a pensar, y me decía, pues a mí en tan largos años de vida algo parecido me habrá tenido que suceder,, y efectivamente me vino a la memoria una.
    Fue un día que me vestí con mucha prisa, pues tenía poco tiempo y podría llegar tarde al sitio que tenia que ir, así que me fui corriendo subí al coche rápidamente, cuando llegué a la ciudad al bajar e ir un poco andando noté que los pantamoles se me caían de un manera rápida, pues me venían un poco anchos, e iban sin su correspòndiente cinturón..
    Como estaba lejos de casa no pude volver para ponerme la correa y tuve que ir a todos los sitios con la mano disimulada en el bolsillo aguandanto los pantaloens para que no se me cayeran Asi de esa forma y pasando estos apuros pude ir a los sitios previstos.
    Feliz y divertidas noches para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay productos en el carrito

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda