Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

1 Comment

  • Marisa

    Qué sabio. Esa necesidad imperiosa de algunas personas por hablar y hablar, resulta agotador intentar atenderlas, además, en el 99% de los casos, el interés por lo que dicen es inversamente proporcional a la extensión de su perorata.
    Por cierto, mi madre cita mucho una frase casi idéntica: «No hables si no vas a mejorar el silencio».
    Abrazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.