Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

4 Comments

  • Marisa

    Exacto, la conciencia es implacable, sin embargo, no parece ser muy «abundante».
    Abrazos.

  • alicia

    Nada como la mala conciencia.
    Mi amiga Chechu murió hace 10 meses en una residencia, tenía alzheimer… cuando se fué, hacía bastante que no la visitaba… sufría muchisimo cuando iba, siempre salía hecha polvo y yo misma me argumentaba que ella no se enteraba de nada…
    Cuando me avisaron que había muerto sentí tanto dolor y tanto remordimiento que cada día la rezo y la pido que me perdone. Duelen mucho las llagas de la conciencia.
    Abrazos fuertes para todos.

  • Paqui

    Es triste ver que otros no la alcancen o no se dan cuenta.

    Alice querida las veces que la fuiste a visitar seguro que te sintió, el amor es algo que se cuela en la piel, aunque caso de no reconocerte tu energía estuvo con ella, queda tranquila lo más bonito es que la querías muchísimo.

  • alicia

    Gracias Paqui querida, te agradezco mucho tus palabras, pero mi sentimiento de malestar no puedo quitármelo.
    Mi hija me acompañaba a veces a la residencia y saliamos las dos muy mal, siempre me decía que era un sufrimiento estéril, que tía Chechu no sentía nada, que no quería verme sufrir tanto, que me hacían mucho daño las visitas… pero yo no debí dejar de ir.
    Ya no tiene remedio.
    Ahora me toca sufrir las llagas que no me cicatrizan.
    besos, mi niña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.