Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

Rica fruta

Como si apeteciera más en verano que en invierno. Ver esta foto me recuerda al señor que la vende cada día en la calle Quintana de Buenos Aires. Se sienta en ese árbol y luce sus piezas como si fueran para un bodegón, pues las limpia y les da brillo. Las coloca «lindas» e incluso vende medias piezas; o sea, que te puedes encontrar media pera. Es delicada su forma de pesarla con un simple gancho. A veces trae palta (aguacate) y espera hasta vender todo para marchar de vuelta.

5 Comments

  • Santiago

    Buenas noches….buenos dias.,,,
    Me alegraa entrar ahora y ver el «hilo de mañana»….
    Cada vez ajustamos más nuestra vida..hay fórmulas más exactas…balanzas digitales frente a las antiguas romanas…cuando llegue a Madrid , me hacia gracia el cuarto y mitad…375 gramos…por que una medida tan concreta……me sigue siendo simpática ta medida…aunque la digitalización la trivialice…
    Del agradable y esplendido lustre de la fruta que dis,..frutamos …nuestro amigo Visent tiene mucho la culpa positiva…

  • Marisa

    Hace unos años, era impensable ver ese «bodegón» en una esquina de una calle como Quintana. Tampoco se podía comprar media pera. Lo que esa situación pone en evidencia demuestra cómo ha cambiado la vida, cómo se ha hecho de dura para tantos y tantos; nada mejor que una gran ciudad para descubrir a esos nuevos peregrinos, a ese cúmulo de seres que se esfuerzan tan duramente para salir adelante. Este señor y su circunstancias, descritos con tanta delicadeza y generosidad, no sabe que ha sido retratado para nosotros. No ha salido de su anonimato, pero ha dado, sin saberlo, un pequeño gran salto y se ha instalado en nuestro corazón. Gracias Vero.

  • beguito

    Hola buenos dias vero la verdad es q es una maravilla lo q nos muestras hoy como sirmpre dan ganas de comerse la fruta, la verdad es que en el dia de hoy creo q es ademas aldo q siempre apetece porque te refresca.

    Bueno creo q esto es una forma de ganarse la vida como otra cualquiera, yo veo muchos puestos de melones y sandias por la calle.

    La verdad es q como ultimamente creo q soy afortunadisima de haberos conocido. Gracias vero por compartirnos momentos tan especiales

  • Visent

    Original y seguramente efectiva forma de expender la fruta en plena calle,no exenta de sacrificio y trabajo, debe ser típico en Buenos Airoes. Por aqui Valencia suele verse este tipo de venta en las carreteras cerca de los pueblos, donde ponen a la venta diversos tipos de fruta, pero generalmente el producto de la tierra que son las naranjas.También esas personas están horas y horas esperando qure los automovilitas paren y les compren, y a veces soportando temperaturas muy altas.
    Como se ve no podrían faltar las naranjas, pues Argentina es también un país con mucha producción de cítricos, lo conozco bien.
    Santiago me hace una alusión sobre mi culpavilidad positiva de que la furta esté limpia y lustrosa para que su vista haga más apetecible su compra, parece que conoce mis andanzas empresariales.
    Por otra parte tengo gran predilección por la furta, sus cualidades nutritivas son importantes, me la como a veces hasta con pan.
    Feliz sábado para todos, aunque tengamos que soportar el fuerte calor.

  • Arantxa

    Ay mis niños!!, madre mía a las horitas que os escribo, pero de verdad que no paro en todo el día, y hace un momento que me senté para relajarme y de repente me acordé de vosostros…… y aqui estoy.

    Al leer el enunciado del tema de hoy, me vino a la cabeza la canción de Compay Segundo, FRUTA, no se si la habéis escuchado alguna vez???

    Frutas!, quién quiere comprarme frutas
    mango del mamey y biscochuelo
    piña, piña dulce como azúcar
    cosechadas en las lomas del Caney.
    Traigo rico mango del mamey y piñas
    qué deliciosas son como labios de mujer.

    Caney de Oriente, tierra de amores
    una florida donde vivió el Siboney
    donde las frutas son como flores
    llenas de aroma y saturadas de miel.

    Caney de Oriente, tierra divina
    donde la mano de Dios tendió su bendición.
    Quién quiere comprarme frutas sabrosas
    marañones y mamoncillos del Caney.

    Mi fruta preferida es la piña, qué olor, qué sabor,,,,,,,me encanta!!!!

    Me apetece compartir con vosotros la música de mi querido Compay, que Díos le tenga en su gloria.

    Buenas noches, dulces como la buena Piña!!!

    VIVA LA VIDA!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.