Es un espectáculo que se repite cada año. Es la época de los cerezos en flor y este año llegó para animar a los japoneses tras el devastador terremoto y tsunami. La floración del cerezo se retrasa por el invierno más frío y llega a su punto máximo en Tokio. Esta vez , más que nunca, motiva a que miles de personas salgan a la calle a celebrar el hanami, los picnic festivos de esta época.
Acaso ya se nos ha olvidado lo que vivió este pueblo hace bien poco? y qué es de Haití? y de Chile?..
Una reflexión para este domingo. Besos a todos+

Pin It on Pinterest