Con esta canción termino de contaros mi viaje a Chile. Se la dedico a Santiago y a Martina, con amor de amiga. La hemos escuchado en conciertos en vivo y aún me emociona recordar esos momentos.
Siempre quise llegar a la ciudad cantando una de mis canciones favoritas, de uno de mis cantantes preferidos. Así lo hice con las voces de Silvio Rodríguez y Pablo Milanés de fondo y con : «Yo pisaré las calles nuevamente, de lo que fue Santiago ensangrentado..». Significó mucho para mí pues llevo 20 años junto con mi marido (al que quiero mucho; ahí queda) y dijimos que algún diría iríamos a la plaza de la Alameda. Por supuesto que para mí no tiene significado político, sino por encima de todo humano y sentimental.
Se conmemoró el día antes de la foto el aniversario del golpe de estado de Pinochet y consigo la derrota de Salvador Allende. Las flores son para los caídos en la batalla; para los ausentes. Qué pena que no podamos convivir en paz.