El año pasado también le dediqué un día porque se pone precioso por estas fechas. Además, después de tanta lluvia, el que veo a diario está espectacular. Parece que tiene melena al viento, o quizás son las lágrimas que caen..Para mí es más lo primero, porque cuando les podan es como si les cortaran el pelo. En invierno está pelado y parece mentira que se prepare para lo que le va a venir. Nada de lloros

Pin It on Pinterest