Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

Slow down

Así me dijo ayer un cliente porque estábamos terminando un muestrario y quería llegar a otra cita y me retrasé..y no llegué..en el camino me encontré a una mujer conocida y paró para saludarme y no pude..le dije que me esperaban , no vi a mi hija que me esperaba para tomar un café ..ayyyy….y todo por coordinar mal los tiempos..a veces el orden de los factores altera el producto…hay que saber programarse y el tiempo que estés en cada lugar, disfrutarlo al extremo sin decir : «No llego, tengo que irme..»..y eso que ya no soy la de antes que vivía agobiada..ahora lo que hago, lo gozo.

IMG_1061 (1)

Collar Carneolita 

 

1 Comment

  • Marisa

    Al leer tu breve relato de lo ocurrido ayer no parece que hayas logrado el propósito que te planteó el cliente. El «Ve más despacio» no se cumplió. No seré yo quien le diga a nadie cómo manejar sus tiempos pero estoy convencida de que no lo hacemos bien. Volví de vacaciones hace dos días, si bien no han sido del todo relajadas, por temas personales, al menos he buscado algo de paz y la he encontrado. Pero desde mi regreso, en el trabajo he constatado que muchas personas están aceleradas (por no decir chifladas) y la causa es muy simple: no se pueden hacer cinco cosas a la vez sin perder la calma. Lo peor de todo qué es: inevitablemente alguna(s) saldrá(n) mal y algo más serio aun: afectarás al prójimo. Sinceramente, en estos escasos dos días, tres o cuatro personas han cosechado el triste mérito de haberme desquiciado. Llevo tantos años viviendo así que me siento cansada, muy cansada. Trataré de que no me aplasten, aunque «vaya despacio».
    Abrazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.