Algunos ya no lo somos; otros que escriben en este blog sé que son niños alegres..hay una persona que me hacía reír mucho de pequeña..q se enumere..
Soy niña en mi inocencia ante las sorpresas que me da la gente que abusa de mi confianza. Siempre vuelvo a caer.
Así los pintábamos. El dibujo también me recuerda al ahorcado; ese juego donde ibas adivinando letras y mientras ibas completando el cuerpo del hombrecito.
Había un bar de copas que se llamaba así. Los nombres largos son graciosos y me gustan pero pienso q si el nombre es corto, supone menos trabajo y más económico para imprenta, limpieza, información..

Pin It on Pinterest