Ni lo pruebo. Sólo con olerlo me basta.En la foto parecen trozos de tartas..pues preparamos 150 bandejas en el comedor del peregrino. Los mendigos de la calle recibieron este regalo de un restaurante que lo donó. A muchos no les gusta, otros decían que al menos para saciar su hambre,a otros les chifla y les damos doble ración..otro más sibarita me decía que no porque le hacía mal al estómago, oro me dice que Susi no quiere, pero que prefiere a Loli..otra señora entendía que nombraba a Susana..qué ternura.
Cada día hay más pobreza; cuando empecé en Agosto atendíamos a unos 80 cada sábado; ahora son ya 150. Vienen con sus bolsas y mochilas para retirar su alimento hasta el lunes. Muchos me piden que les llene las mismas pues pasan hambre. Para los Presidentes todo va bien; que salgan a la calle y abran sus ojos. Es muy duro sentirlo, pero a la vez muy gratificante pues siempre sonríen, dan gracias y son muy educados. Benditos sean.

Pin It on Pinterest