Ahora sí ¡¡

Ahora sí ¡¡

Enmudecí..y como sigo sin palabras, os lo cuento con fotos. Lo mejor de lo mejor ya guardado en mi corazón y por eso os lo regalo con todo mi amor. Todos los detalles eran impecables; hasta la acomodadora Marina que estaba emocionada y que me contó que baila...