Tomás

Tomás

Después del glamour, pasamos a lo insólito. Paseando el domingo por la calle, este conejo hacía lo mismo en brazos de su ama, que no muestro por respeto , aunque tengo la foto de ella posando con “su criatura” bien orgullosa, a la vez que también lo hacía...