Carta de invitación

Estoy indignada pues a un amigo argentino vigilante de donde vivo, le han rechazado la entrada a España de su mujer, habiendo estado un año ahorrando para pagar su billete de avión. Os cuento más; cuando yo vine a casa después de la operación, le pregunté que cómo iba...