De piedra

De piedra

Tan sólida e implacable era su postura y apariencia que me daba miedo. Cuando me puse a su lado, abrió los ojos verdes y miró tan profundamente que me puso nerviosa y de ahí mi carcajada. Como estoy tan contenta, os la muestro..No voy a esperar a Abril para mandaros...