Once – ocho

Once – ocho

Es una contraseña que tengo con mi hija Bárbara pues cada vez que vemos a alguien con los pelos naturales o con peluca, abultados o muy rizados nos recuerda a un anuncio de publicidad de la tv cuyo número de contacto era 118..Nos miramos y repetimos esta numeración..y...