No hay derecho

Que en el siglo XXI de la modernidad se encuentren secuestrados unos pobres pescadores, que entregan su vida a la mar. Ojalá vuelvan a tierra como héroes que son de esta película de piratas.