El contestador

No me gusta hablar con una máquina y por eso no tengo contestador en ningún teléfono. Cuando dejo algún mensaje a alguien, me pongo a hablar y me lío; me imagino lo que pensará el receptor al escucharme, pero ya no se puede borrar. Son esos momentos de la vida en que...

Vileda

Así se pronuncia, pero se escribe Velleda.Como lleva días en la mesa donde preparo los pedidos, pues hoy es el protagonista. Seguro que ya con leerlo os estáis imaginando el olor que desprende este tipo de rotulador que pinta y se puede borrar con la mano. Vaya...