Nos devuelven nuevo lo que cayó en desuso o queremos renovar.
El buen hombre me dejó fotografiar su carro, con el que va a buscar colchones a cualquier casa; sube escaleras y baja con ellos al hombro; camina y carga con ellos kms hasta llegar a su hogar donde los repara ; los limpia y cambia sus armazones. Está cansado y se apoya en una farola hasta esperar un cliente. Me dice que la gente no renueva sus colchones..y es verdad que si son buenos y tan caros, duran toda la vida..eso es lo q nos dicen al vendérnoslos, no?
Me gusta dormir sobre uno duro. Gracias Dios mío por el descanso diario y gracias por las personas que pones en el camino cada día para mejorar nuestra calidad de vida.

Pin It on Pinterest