LLevo un día justo; ayer fue un martes de locos..por la locura de amor vivida.
Arranqué con pruebas médicas que me hicieron valorar más la vida y agradecer; después desayuno en familia y la visita a mis amigos de la calle y a Julio, que os presenté..sigue en la misma cama de hospital..temblando más q nunca por el parkinson y más envejecido..me hacía gestos para q entrara..pero la doctora atendía a su nuevo vecino de cama, José, uruguayo abandonado en el mundo…que no habla y tampoco traga..necesita amor y sólo sonríe..durante la espera, el olor era infernal..momento de cambio de pañales a tanto varón y de curas..pobres..parece mentira q uno esté pleno en la vida y en un momento determinado te tengan que hacer todo..
Julio me recibió con este titular del diario..decía que contaba los días, q esperaba que le iba a dar una sorpresa el sábado, el domingo, el lunes..que lo deseaba mentalmente..qué emoción besarle..necesita de todo ya que cualquier producto de aseo o limpieza lo roban o lo tiran pues no lavan toallas ni ropas cuando tienen manchas feas..me gusta mucho ir de «shopping» como dicen acá..para mis amigos, atendiendo sus necesidades..tengo tanto que necesito revertirlo en los demás. Le dejé los diarios y El País, q es el q le gusta leer..hoy volveré a verle. Estoy feliz pues ahora el malcrían y mis llamadas de atención dieron fruto..de la soledad pasó a vivir acompañado..le dan de comer..qué gusto sentir avances en la vida y no lo llevarán a un geriátrico porque me dicen que los desatienden y q en el Fernández, aunque ocupe una cama, está mejor atendido..gracias, gracias.
Fuis después a la clase de basket con los chiquitos down..otro regalo..me pusieron a jugar con los blancos y como iba con zuecos, lo hice descalza…tan a gusto pues aquí me siento libre..eso sí, como hace frío, el parquet estaba congelado y creo q me entró un poco..da igual pues el amor me llena de calor.
De ahí a una comida de amigos reunidos como en cada viaje ; nuestra amiga Ceci que nos abre su casa y cada uno trae algo..es bueno vivir haciendo la vida fácil..qué maravilla abrazarnos y ponernos al día..aunque siento q no pasara el tiempo..y yo que no quería venir..es un círculo que se cierra..amo la vida en cualquier lugar que me da paz.
Regreso con Flavio que ahora no anda tan bien..y Pame con su bastón que compré en la once y que dice q es buenísimo..porque la bola del final gira y capta la irregularidad del terreno..y todo con sonrisa y yo aprendo y callo..Todos metidos en un taxi con olor a tabaco y con taxista antipatico, q es raro en esta ciudad..
Escribí diarios y me fui de cena de bienvenida. Se puede pedir más??
En dos palabras: In-superable ¡