Me apasiona. El domingo soleado tuve la oportunidad de disfrutarlo con esta representación en la calle.
Actuaban sin gente delante y podo a poco se iba llenando hasta que unos y otros nos íbamos yendo. La señora era una doctora que atendía partos y no encontraba a casa de la parturienta; la señorita de color Verili, era una chismosa y celosa del barrio que la paró para contarle de todo para que no llegara a tiempo pues se alegraba con sus fracasos..qué real es lo que cuento; cuánta gente no quiere el éxito del otro..; al fondo la iglesia del Pilar, da gusto pasear por ahí.
La señal con la flecha indicativa está del revés pero así aprovechaban la misma para indicar la izquierda y la derecha; todo vale..

Pin It on Pinterest